¿Te has preguntado alguna vez si debes o no fumigar el embalaje de madera de tus envíos o los pallets sobre los que mandas tu mercancía? ¿Has tenido la desagradable sorpresa de encontrarte con multas en destino, mercancía retenida o devoluciones de mercancía por no estar debidamente fumigada?

Es importante ser consciente de las normas y estar informado, porque las consecuencia son el rechazo o destrucción de los embalajes afectados en la aduanas de los bienes exportados o importados que no cumplan la norma NIMF-15. No se permitirá empacar de nuevo las mercancías y como única alternativa permitida será el retorno de los bienes con un coste adicional importante para su empresa, lo que retrasaría la entrega a sus clientes.

 

¿CUÁL ES LA NORMATIVA DE APLICACIÓN?

Es el ISPM-15 (International Standard for Phytosanitary Measures), un tratado internacional que tiene como objetivo prevenir el contagio de plagas y enfermedades entre países, mediante el uso de embalajes de madera tratados especialmente, bien con un tratamiento de calor, o bien fumigados previo a su uso. Para poder identificar los embalajes tratados, deberán incluir una marca como la siguiente:

XX – código ISO del país (por ejemplo ES para España)

0000 –identificación única del agente que ha tratado la madera o del fabricante del embalaje

YY –tipo de tratamiento: HT para calor (Heat Treatment) y MB para fumigación (Methyl Bromide)

 

PAÍSES ADHERIDOS

Algunos de los países que están adheridos al tratado ISPM-15 y por tanto aceptan SÓLO embalajes fumigados o tratados en sus importaciones son:

Argentina, Australia, Bielorrusia, Brasil, Bolivia, Canadá, Colombia, Croacia, República de Corea, Corea del Sur, Costa Rica, Chile, China, Cuba, Ecuador, Egipto, EEUU, Filipinas, Guatemala, Honduras, India, Indonesia, Israel, Japón, Jordania, Líbano, Malawi, Méjico, Nicaragua, Nigeria, Noruega, Nueva Zelanda, Omán, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Seychelles, Sudáfrica, Suiza, Taiwán, Trinidad y Tobago, Turquía, Ucrania, Uruguay y Venezuela.

 

MATERIALES EXENTOS

Algunos materiales no están obligados a seguir esta norma, debido al riesgo muy bajo que presentan de extender enfermedades/plagas:

  • Embalajes de madera fabricados íntegramente con madera fina (grosor de menos de 6mm), madera procesada (OSB o conglomerado) o material que haya sido tratado usando resina, calor, presión o una combinación de ellos.
  • Barriles de vino y alcohol que hayan sido tratados con calor durante su fabricación, cajas para puros, vino y otros artículos que hayan sido tratados o fabricados de forma que se garantice que no contienen plagas o enfermedades.
  • Serrín y virutas de madera.
  • Materiales de madera adheridos permanentemente a vehículos de transporte o contenedores.

 

CONCLUSIÓN

Ante la duda de no saber si los pallets han sido fumigados/tratados o no, sugerimos sustituirlos por pallets fumigados o fabricados con materiales tratados previamente, o incluso usar pallets de plástico. El coste que supone el cambio de pallets, manipulación y el coste de los nuevos es considerablemente inferior que las multas, fumigaciones en puerto de destino o incluso la imposibilidad de no poder entregar la mercancía a su comprador por problemas derivados de no cumplir con la normativa ISPM-15.