¿Te has preguntado alguna vez si debes o no fumigar el embalaje de madera de tus envíos o los pallets sobre los que mandas tu mercancía? ¿Has tenido la desagradable sorpresa de encontrarte con multas en destino, mercancía retenida o devoluciones de mercancía por no estar debidamente fumigada?